Scroll to top

Ciberseguridad, ¿están las empresas preparadas para el ataque?

by Future Plus Ventures

Ciberseguridad, ¿están las empresas preparadas para el ataque?

La sociedad actual es una sociedad tecnológica, en la que los sistemas electrónicos, ordenadores, dispositivos móviles y hasta los electrodomésticos de nuestro hogar están conectados a Internet. Una situación que hace que todos nuestros datos se encuentren en peligro de ser robados o atacados. 

Desde hace unos años, la palabra ciberseguridad forma parte del vocabulario tanto de las empresas, independientemente de su tamaño, como del usuario final. Pero, ¿a qué nos referimos cuando hablamos de ciberseguridad? Pues a la puesta en marcha de todos aquellos mecanismos y soluciones tecnológicas encaminadas a mantener los sistemas, redes, correos electrónicos y dispositivos a salvo de posibles ataques. Sobre todo porque esta seguridad tecnológica protege tanto la información que se transmite como la posibilidad de pérdida o robo de datos. A la vez que analiza los ordenadores y dispositivos para detectar código malicioso que ponga en peligro todo el sistema.

La irrupción de la tecnología en todas las organizaciones, la llamada Industria 4.0 o 4ª revolución industrial, ha traído consigo la transformación digital de las empresas, además de la interconexión de los productos y los modelos de negocio. Una nueva era que está provocando un cambio de paradigma que obliga a una renovación cultural y de procedimientos, para adaptarse a los nuevos entornos digitales y conectados. De ahí que la seguridad se haya convertido en el pilar fundamental de la estrategia empresarial, debido a las consecuencias y repercusiones que puede provocar. Tanto en lo relacionado con la productividad como con las pérdidas económicas y datos confidenciales de gran valor.

Se prevé que para el próximo año 2020 habrá más de 50 millones de dispositivos conectados a Internet, con una penetración, en 2023, que llegará al 70%, según el ITU Connect 2030, con el consiguiente aumento del número de amenazas. El uso diario de estos dispositivos y la interconexión entre ellos origina que las empresas resulten muy vulnerables. En este sentido, la carencia en materia de ciberseguridad de estos entornos industriales y de los dispositivos que lo integran son un excelente “caldo de cultivo” para los cibercriminales. El robo de datos sensibles (personales o corporativos), el secuestro de dispositivos, daños materiales a las infraestructuras críticas, la denegación de servicios o la manipulación de dispositivos que afecten a la seguridad nacional e internacional son algunos de los ciberataques que pueden poner en riesgo la seguridad de los sistemas. De tal manera que resulta indispensable desplegar mecanismos que aseguren su protección.

Futuro amenazado

A lo largo de los últimos años se han descubierto un gran número de ciberataques. Y si bien se han tomado las medidas oportunas para proteger los sistemas, también es cierto que hackers y cibercriminales están perfeccionando y evolucionando sus métodos de asalto a las empresas. Así, entre los principales ciberataques cabe destacar el malware, el phishing, las fake news o la denegación de servicio, aunque uno de ellos ha predominado por encima del resto. Se trata del ransomware, una serie de programas maliciosos que secuestran la información y posterior cifrado y que solicita un rescate económico a cambio.

Pero las amenazas no se quedan ahí. Los expertos auguran una serie de tendencias que marcarán la ciberseguridad en este 2019. Entre ellas, las brechas de información y la protección de los datos, con el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR) como protagonista; la ciberseguridad en los dispositivos móviles (que cuentan con la misma vulnerabilidad que otros sistemas informáticos de mayor envergadura); los videojuegos móviles, que posibilitan la interacción entre jugadores; o los ciberataques dirigidos a servicios fundamentales para los ciudadanos, como los sistemas de salud, el agua, la electricidad o los transportes.

En mayor medida, conceptos como ciberguerra, es decir, el ataque con finalidad política que consiste en recopilar información y datos relevantes para tratar de comprometer a un partido político o un gobierno de un determinado país; el cibercrimen, sin duda una de las amenazas más comunes y cuya finalidad es acceder a los sistemas informáticos para conseguir ingentes cantidades económicas o secuestrar un dispositivo para, posteriormente, pedir un rescate financiero; o el ciberterrorismo. Otra amenaza común que busca crear un ambiente de terror entre los ciudadanos, con la consiguiente pérdida de estabilidad de la sociedad.

Ante este incierto panorama, nuestro país también se prepara para la ciberseguridad. España es el quinto país del mundo con más sistemas controlando instalaciones y procesos industriales conectados a Internet, según el Centro de Ciberseguridad Industrial (CCI). De ahí que la situación actual de la ciberseguridad en la industria española refleje una evolución y una mayor madurez. Aun así, un informe llevado a cabo entre profesionales de la ciberseguridad en 2018 puso de manifiesto algunos datos relevantes. Por ejemplo, que el 91% de las empresas admitió haber sufrido un ciberataque durante el último año, que cerca del 20% de las brechas de seguridad provocaron que más de la mitad de los sistemas de la empresa se vieran afectados, o que el 50% de esos ataques supusieran daños por más de 400.000 €.

A pesar de estas dramáticas cifras, las organizaciones industriales en nuestro país están incorporando medidas cada vez mejores para protegerse de posibles ataques. De hecho, el estudio “Estado de la Ciberseguridad Industrial en España” apunta a un incremento de la concienciación y la necesidad de implantar soluciones para promover esta seguridad digital, con cerca de un 60% de las organizaciones inmersas en formalizar sus procesos de gestión de riesgos tecnológicos. Por el contrario, las pequeñas y medianas empresas no cuentan con estos protocolos entre sus prioridades o aplican las medidas de forma reactiva, cuando ya han sufrido los ataques.

Related posts

Post a Comment

You must be logged in to post a comment.