Scroll to top

Retos y oportunidades en la dirección de empresas de la nueva era

Sostiene la teoría económica de los ciclos de Kondratief que la economía global se desarrolla a través de períodos de unos 45 a sesenta años de duración (con fases de crecimiento, estabilidad, depresión y recesión), marcados por las grandes innovaciones tecnológicas fundamentalmente. Los ciclos de vida se están acortando y todo apunta que estamos viviendo un período de gran transformación, haciendo al mundo más volátil, incierto, complejo y ambiguo que conlleva la obsolencia de los modelos tradicionales de negocio y de liderazgo; haciendo que sea más difícil lograr una ventaja competitiva sostenible en el tiempo.

En este nuevo escenario será necesario revisar con profundidad la metodología para la toma de decisiones en la empresa, cómo se ejerce el control, cómo de definen los objetivos empresariales, cómo motivamos a la personas, cómo se selecciona la información o cómo se promueve el aprendizaje y el conocimiento.

Si bien la introducción masiva de la Inteligencia Artificial, la Robótica y la Automatización en las empresas harán que una parte considerable del trabajo manual desarrollado por los humanos hasta ahora quede obsoleto, desapareciendo algunas profesiones, es también cierto que aparecen nuevas oportunidades laborales y nichos de mercado. Las habilidades no repetitivas serán las ganadoras a mi juicio. Tendremos la oportunidad de ver el desarrollo de nuevos procesos y será necesario la eficiencia de las operaciones en toda la cadena de valor para poder competir en los mercados.

Según recientes estudios, la Inteligencia Artificial podría duplicar las tasas anuales de crecimiento económico para 2035 y hacer aumentar la productividad en un 40%. La “fábrica inteligente ” representará el paradigma para competir en los mercados globales, fruto de la conjugación de nuevos modelos organizativos y de producción eficientes con la innovación tecnológica. El Internet of Things, la gestión de big data y cloud computing, permitirán desarrollar procesos más eficientes, una logística flexible y, mediante la gestión del cambio en las organizaciones, las personas se alinearán con los cambios profundos para producir bienes que satisfagan las necesidades específicas de nichos de mercados más pequeños, con clara orientación al cliente.

En este contexto, considero vital que se explore el elenco de conocimiento dentro y fuera de las organizaciones, con orientación al aprendizaje continuo a lo largo de toda la vida profesional de las personas. Competencia y flexibilidad junto con el binomio: juniors & seniors serán los actores clave para aportar entusiasmo, pasión y determinación en la necesaria innovación permamente junto con la aportación de la serenidad y bagaje para navegar por estas aguas turbulentas.

Con la transformación digital, el proceso de aprendizaje necesario requiere de un nivel de consciencia, apertura mental y capacidad de autocrítica desconocidos en los modelos de gestión tradicionales. El profesional debe adaptarse, evolucionar, formarse y aprender nuevas habilidades durante toda su carrera. Consideraciones deben darse al hecho de que estamos pasando de la economía del conocimiento a la economía de la creatividad con valor añadido. Esto require de liderazgo motivador. El líder de este nuevo mundo en el que hemos entrado requiere de los conocimientos técnicos para establecer la estrategia correcta, así como saber hacer frente a la resistencia cultural al cambio; siendo capaz de estructurar proyectos concretos, explotando las tecnologías digitales, adquiriendo las capacidades de trabajar en redes y cambiar sus patrones mentales al objeto de comprender profundamente la lógicas que están detrás de las nuevas tecnologías disruptivas. Adquirir las necesarias soft skills, no ya ligadas a un rol determinado sino que sean características de la persona, que podrán adquirirse mediante la formación y dedicación.

Concluiría que la innovación es de hecho un deporte de contacto entre las personas y las ideas; requiere de trabajo en equipo, con un liderazgo integrador e inclusivo desde el análisis profundo mientras que los ejecutivos requieren de gestionar la complejidad y estar continuamente involucrados en la soluciones. Se debe trabajar para instalar una mentalidad emprendedora e innovadora en las organizaciones, traspasando las rigideces actuales, con la agilidad de la anticipación y orientado a satisfacer las necesidades del mercado cambiante.

Related posts

1 comment


  1. Buen post Ezequiel, la pena es que hay mucha gente que es cerrada de mente y no lo ve como la oportunidad que conlleva el crecimiento de la transformación digital como tal, sino que creen que le van a quitar su puesto de trabajo, todo por no formarse en la nueva era y saber aprovecharla al máximo.

Post a Comment